UNA RUTA POR LAS ALCANTARILLAS

sewer-main-image

¿Qué mejor sitio para conocer una ciudad en profundidad que sus entrañas?

A diferencia de la mayoría de las ciudades, las entrañas de Paris tienen una historia histórica. A mediados del siglo XVIIII, el Barón Haussmann fue encargado por Napoleón III de encabezar un rediseño fundamental de la ciudad. Los anchos bulevares de Paris, radiando simétricamente desde rotondas gigantes, sus parques y trabajos públicos eran el producto de esta “Haussmannisación” – la imposición en bajada de la racionalidad europea en su ciudad más famosa.

La “Haussmannisación” no pasó sin críticas, y menos aún de esos radicales que se habían dado cuenta que las amplias carreteras del Barón eran particularmente útiles para permitirle a la armada reprimir las protestas, pero una de las cosas buenas que creó, fue un sistema notable de alcantarillas que funciona sobre 1,313 millas por debajo de las carreteras de Paris, lo que crea una reflexión subterránea de la ciudad. Las alcantarillas eran tan amplias como impresionantes y las carreteras por arriba inspiraban mismo a mentes como la de Victor Hugo – “Paris tiene otro Paris por debajo de ella”, escribió en Los Miserables haciendo referencia a las alcantarillas, que son parte de la narrativa.

Hoy el Museo de las Alcantarillas de Paris es ligeramente más higiénico que cuando la gente exploraba las alcantarillas en la época de Hugo – los visitantes eran guiados en barco a lo largo del agua sórdida. Hoy es un sitio limpio e instructivo, que te enseña como el sistema de agua potable de la ciudad ha evolucionado, las bolas gigantescas de betún utilizadas para limpiar las alcantarillas y algunas que otras ratas llenas. Es realmente una manera fascinante de visitar la ciudad.

El Museo de las Alcantarillas de Paris está abierto todos los días a excepción de los jueves y viernes de 11.00 a 17.00. Las entradas cuestan €4.40 y es gratis para los que están en el paro. Para ir desde Generator Paris, coge el Metro No7 desde Louis Blanc hasta Chaussé D´Antin – La Fayette y luego el No9 hasta Alma – Marceau.